Instagram

viernes, 25 de abril de 2014

BookTag #2 El BookTag Definitivo

1. ¿Te mareas leyendo en el coche? 
No, la verdad es que rara vez me mareo. 

2. ¿Qué autor tiene un estilo único y especial para ti? 
John Green, es capaz de jugar con mis sentimientos con cada palabra. 

3. ¿Harry Potter o Crepúsculo? 
La verdad, actualmente estoy leyéndome Harry Potter pero todavía no he terminado la saga. Crepúsculo también la tengo pensada leer. Pero basándome en las películas refiero Harry Potter. 

4. ¿Sueles llevar mochila? ¿Y que llevas en ella aparte de libros? 
Ya no llevo mochila ni para el colegio. Uso bolso. 

5. ¿Libros con o sin ilustraciones? 
Depende del libro. Por ejemplo, El Principito o Peter Pan los prefiero con los dibujitos. Pero en cambio Cazadores de Sombras no me gustaría con ellos. 

6. Un libro que te encantó pero cuando creciste un poco te diste de que no valía nada. 
No me ha pasado eso nunca con un libro. 

7. ¿Tienes alguna historia divertida sobre algún libro de tu infancia? 
No se, no se me ocurre nada ahora mismo... 

8. Libro más finito de tu estantería.
El Cuento de las Montañas Azules, tiene 156 páginas. 

9. Libro más gordo de tú estantería. 
La Cúpula, de Stephen King. 1132 páginas. 

10. ¿Escribes? Y si es así, ¿te ves como escritor en un futuro? 
Lógicamente, sí. Escribo. Si que me veo como escritora, pero lo siento un poco como un sueño. Es muy difícil publicar un libro y aunque me encantaría hacerlo, no se si podré. 

11. ¿Clásico preferido? 
No he leído ningún clásico aún. 

12. ¿En el colegio se te daban bien las clases de lengua, arte o literatura? 
Solo arte. Mi media no baja del 9. 

13.Si alguien te regala un libro que ya has leído y odiaste completamente ¿que harías? 
Yo creo que no diría nada y me aguantaría. 

14. ¿Que saga conoces que sea similar a Harry Potter o a los Juegos del Hambre pero que no sea tan conocida?
La de Divergente, que si que es muy conocida, pero me recordó un poco a los Juegos del Hambre por lo de la ciudad distopica y eso... 

15. ¿Cuál es tu palabra favorita? 
Cataquiusta. Sé que no existe, pero se la invento una muy amiga mía y adoro es palabra. 

16. ¿Algún mal abito a la hora de escribir una entrada? 
Abro todas mis redes sociales y claro, me distraigo y acaba 20 días después. 

17. ¿Vampiros o hadas? 
Hadas, me parecen preciosas e inteligentes. 

18. ¿Fantasmas u Hombres-Lobo? 
Hombres-Lobo, los fantasmas no me caen del todo bien... 

19. ¿Zombies o vampiros? 
Imposible elegir. 

20. ¿Triangulo amoroso o amor prohibido? 
El amor prohibido me frustra y es muy triste, pero en los triangulos amorosos siempre me acaba dando lastima el que se queda solo... Aún así me quedo con el triangulo. 

21. ¿Libros románticos o de acción con algún trasfondo romántico? 
Me gustan los dos pero me quedo con los de acción. Suelen ser más interesantes. 


miércoles, 23 de abril de 2014

Las ventajas de tener un gimnasio personal 2

MELIBEA
Ponemos en marcha la sauna y entramos los dos ya desnudos y sudorosos. Me agarra por la cintura sentándome en su regazo. Le hago cosquillas con las uñas en el cuello. La parte de su cuerpo a la que más aprecio tengo últimamente se levanta de nuevo, la recibo de buen agrado. Mi cuerpo se ha encendido. Me pongo de cuclillas ante su imponente erección. La agarro con una mano y comienzo a lamerla. Me la llevo hasta el fondo de la garganta, siento arcadas pero las ignoro y sigo chupando. Marius aparta e pelo de mi cara. Ahora es él quien marca el compás de las entradas y salidas de su pene en mi boca. Está duro, palpitante y es muy, muy grande. Pequeñas gotas de sudor recorren su frente cuando le miro. Jadea.
Puedo escuchar los latidos de nuestros corazones acelerados.
Agarra mi pelo con más fuerza, creo que se va a correr. Adelante. Quiero que lo haga, quiero tragar su semilla.
Ahí está.
Es extraño pero no es agrio, como suele ser el del resto de los hombres, sino que es... Algo más dulce.
Vuelvo a sentarme sobre el y dejo que me toque y me acaricie. Su mano viaja a mi monte de venus. Toda mi energía se concentra en esa pequeña parte de mi cuerpo. Los dedos del italiano entran en mí. Gimo diciendo su nombre sin apenas poder evitarlo. 
-Oh Marius... Sigue... 
Oleadas de placer arrastran mi cuerpo al límite. No puedo más y me dejo llevar. Cierro los ojos.
Cuando los abro, Marius está sonriendo. Me pongo a horcajadas encima de el. Dejo un rastro de sensuales besos por su cuello.
Agarro su miembro y en un par de movimientos lo vuelvo a poner en marcha. Lo coloco dentro de mí, bajando poco a poco hasta que está totalmente metida. Sentirla tan plenamente dentro es maravilloso. Muevo mi cadera de adelante a atrás. “No te empeñes en sacarla y meterla, sino en moverla”.
Gemimos, sudamos, nos abrazamos, nos tocamos.
Mis pezones ya no pueden estar más endurecidos.
Da una estocada, y otra, y otra más. Entierra la cara en mi cuello y aspira. Se que está aguantando para que yo llegué al clímax. Nos movemos más rápido. Así, si.
-¡Ah Marius!
En apenas cinco segundos él se corre conmigo, me deja chorreando. Nuestra respiración es acelerada.
-¿Sabes cuan perfecta eres, Mel?
Le sonrío y poso un beso lleno de afecto en sus labios. Esto me encanta.
Sexo esporádico. Esa es una de las ventajas de tener un gimnasio personal.