Instagram

martes, 21 de junio de 2016

El Suicidio Emocional

     Por qué dices en fin cuando yo quiero un principio. Uno contigo. Un principio de los que asustan, porque tus sentimientos por fin afloran y empiezas a sentir a las miles de mariposas revoloteando con sus alas dentro de tu estómago. Y tengo miedo, sí. Miedo de que en mi corazón aparezca una cicatriz con tu nombre. Pero ese principio, ese algo, alivia mis temores. Me hace pensar que el posible sufrimiento merece la pena. Es una nueva forma de suicidio. El suicidio emocional; tirarte por un acantilado de emociones para poder sentir la adrenalina recorriendo tu cuerpo, para poder sentir tus labios en mi piel. Y él te hace olvidar el impacto. Pero ya estás cayendo. Empiezas a ver cómo el suelo en el que te vas a estrellar está más cerca. Los recuerdos se apoderan de tus lágrimas. Cada caricia, cada beso, cada "te odio", cada "te quiero". Tu cuerpo explota en mil pedazos. Las mariposas salen huyendo de tu estómago, dispuestas a no volver, y tu último latido te recuerda: "Es mejor haber amado  y perdido que no haber amado nunca".